La dieta de las frutas

Cuando se quiere bajar de peso uno no sabe por dónde empezar. Puede buscar información por Internet, pero hay tanta que uno se abruma y no sabe por dónde seguir. Hay una gran variedad de dietas para seguir, pero ésta es diferente porque le ofrece la nutrición de la fruta y el delicioso sabor que las caracteriza. Tiene que entender que es algo invasiva por lo que no puede hacerla por más de cinco días, ya que podría provocar daños irreparables en su cuerpo. Ante cualquier duda, siempre es conveniente consultar con un especialista en el tema.

Con esta dieta puede llegar a perder varios kilos de grasa, hay que tener en cuenta que el cuerpo almacena grasa y en casos esa grasa suele estar años acumulada en su cuerpo. Por eso es necesario un plan que le ayude a remover las grasas que están acumuladas muy por debajo. Lo ideal es acompañar la dieta con alguna actividad física que le ayude a remover ese tejido adiposo que se acumuló y cuesta salir para afuera.

Cómo realizarla

El plan de esta dieta consiste en comer una porción de fruta cada dos horas durante todo el día. Hay que acompañarlo con mucha agua, el agua ayuda a limpiar todo el cuerpo y a mantener una buena hidratación. Las frutas a elegir pueden ser variadas, es importante mezclar durante el día frutas cítricas que contienen alto contenido de fibra. Los plátanos son importantes agregarlos en la dieta, pero no se puede comer todo el día plátanos. Hay que alternarlos con otras frutas. Puede que el primer día se sienta hinchado, pero luego todo se acomoda. Lo bueno es que con la ingesta de frutas uno tiene la energía necesaria para hacerle frente al día y puede saciar el hambre de forma fácil.

Puede empezar el desayuno con una manzana, que es la mejor opción de las frutas. A media mañana comer una naranja, en el almuerzo un plátano, media tarde otra naranja, en la merienda una fruta de estación, como puede ser pera, ciruela, durazno. En la noche puede elegir otra fruta de estación junto con alguna fruta cítrica. Si siente mucha hambre o la necesidad de comer algo que no sea dulce, puede optar por los tomates o morrones, que son fruta y no contienen azucares. También puede tomar un caldo cuando necesite comer algo caliente y que le llene el estómago sin adquirir calorías innecesarias. Recuerde no hacer esta dieta por más de los días indicados.